Un Portal al Cielo


...en cada decisión que tomas estás eligiendo entre un resentimiento y un milagro... UCDM



22 abr. 2011

REFLEXIONES DE LA FIRA DEL DIA DE LA TERRA

REFLEXIONES DE LA FIRA DEL DIA DE LA TERRA

El sábado me fui a dar una vuelta por la Fira del Dia de la Terra en el Parque de la Ciutadella en Barcelona. Intento ir cada año. Es un reencuentro con gente con la que he compartido mucho de cuando hacía ferias con los minerales y budas y además me permite ver el pulso de cómo se plantean las cosas hacía este futuro siempre incierto. Qué novedades hay, qué conferencias se dan, etc.

En la zona de artesanía encontré cosas imaginativas. Gente creativa que recicla discos de vinilo para hacer bolsos, que recorta esos discos con formas para hacer colgantes y pendientes, llaveros y adornos. También, en otra paradita, vi como aprovechaban cualquier cosa cuotidiana para hacer objetos de decoración humana. Me refiero a pendientes, pulseras, collares y esas cosas que nos ponemos las chicas para decorarnos y vernos mejor. Eran de cintas métricas, de las de hacer costura, o de fichas de Lego, lo encontré original y divertido. Luego un poco más abajo más de lo de siempre, con mejor o peor fortuna, y más o menos artesanal.

Me llamó especialmente la atención (a mí y a las personas con las que iba) una atracción de feria para niños en la que se subían a unos caballitos hechos con el reciclaje de ruedas de coche o motocicleta y que el señor que lo llevaba usaba su energía con una bicicleta para que diera vueltas. Genial, pensé. Los niños se pueden divertir sin gastar energía no renovable y el señor hacer ejercicio con la bici. Una idea estupenda.

En la parte de la comida pude ver tal diversidad de platos con aromas que gestionaban tan adecuadamente mis jugos gástricos, haciendo apetecible cualquier plato,  que casi me quedo para hacer fotos en lugar de ir a comer el bocadillo que me llevé de casa porque en estos momentos es lo que toca. Eso sí, compré una cervecita ecológica, fresquita, que no tiene nada que envidiar a las que comercializan las grandes marcas.

Comimos en la hierba, persiguiendo el sol. Estamos en aquella época que al sol te asas y que a la sombra coges frio. Nos pusimos bajo una palmera para tener un poco de todo, pero al sol le dio por no quedarse quieto, pesado él en su andar alrededor de la Tierra ;), y tuvimos que ir persiguiendo los agujeritos soleados que nos dejaban las palmas. Comiendo, hablando, riendo pasó el rato hasta que una joven mamá, impidiendo que su hijo se posara sobre la tan preciada hierba de la ciudad “por qué está llena de cacas de perro” le explicaba a su hijito, nos bajó al plano de realidad del que huyes al ir a una feria de esas características y todas intentamos recordar si al poner el pareo y el abrigo sobre el que nos habíamos sentado habíamos notado alguna cosa blandita. Decidimos que no y que si era que si ya estaba hecho y continuamos remoloneando encima de la hierba.

Pasamos a la zona de entidades y fue allí donde pude apreciar lo que me lleva a la reflexión. ¿Qué estamos haciendo? ¿Hacia dónde vamos? ¿Cómo nos planteamos el futuro? Ese futuro que todos queremos más solidario, más consciente, más amoroso, más compasivo (que para algo vamos a una feria de ese calibre a ver qué ofrece).

Allí, viendo los diferentes puestos llegué a la conclusión que no vamos a ninguna parte mientras cada año vayan surgiendo más divisiones, más separaciones, más divergencia.

No tomé exhaustiva nota pero debería haberlo hecho para poder nombrar todo lo que me pareció una división más que una suma. Como mínimo vi tres o cuatro nuevos sistemas energéticos de sanación. Ahora, además de los niños índigo y sus sucesores los niños cristal, tenemos los niños diamante y los esmeralda. El año que viene me invento los rubí, zafiro y aguamarina a ver quién me dice que no existen. O mejor, los niños fluorita así tenemos toda la gama de colores. O los niños orgonites, todos enfundados en ese plástico horrible.

Las técnicas de sanación son todo lo mismo, no hace falta ir inventándonos cada años media docena más porque haciendo la que conocemos nos viene poner la mano asá o así. Todas las técnicas de sanación deberían tratarse sobre la misma base. No tiene la menor importancia como ponemos las manos ni dónde. Toda la sanación viene del mismo lugar y es lo mismo. Si tú amas a la persona a la que vas a tratar el sistema será efectivo aunque no estés adscrito a ningún sistema. Toda dolencia, ya sea física, mental o emocional, proviene del mismo sitio, del aprendizaje que tenemos que hacer para llegar a donde todos queremos llegar. Toda sanación es el Amor con la que seamos capaces de hacerla.

La única manera que hemos desarrollado para aprender a despertar es enfermar (en sus múltiples versiones) pero todo esto tiene una única causa. La causa es que, en el fondo, todos tenemos la misma carencia. Cuando decidimos experimentar este tipo de vida lo hicimos porque provocamos la separación de Dios y eso provocó el vacio que nos llevo al miedo, nos escondimos y sintiéndonos culpables desarrollamos un camino de vuelta a casa a través del dolor y la enfermedad. Que nos apeguemos a todo ello solo depende de nosotros y mientras no nos damos cuenta vamos tropezando una y otra vez en lo mismo.

También he tenido la etapa cursillista con ansias de aprender cada día más y nuevas técnicas hasta que me he dado cuenta que la acumulación de conocimientos, técnicas y sistemas no me da lo que realmente quiero. Continuaba con el vacio. Todos  los sistemas y técnicas son buenos, no hay uno mejor que otro. Lo que importa es profundizar en el que te sientes a gusto y trabajarlo a tope. De hecho casi todos los sistemas te dicen lo mismo: busca en tu interior, tú eres tu propio salvador, fuera de ti no hay nada, trabaja en cambiar la forma de ver lo que te parece ver. Trabaja un sistema, el que sea, profundiza en él, el resumen es que ningún sistema te ayudará si no le prestas la adecuada atención. No hace falta que vayas buscando uno nuevo porque algún otro no te ha funcionado como tenias previsto. Busca en ese rinconcito interior hasta reconocer tu lado obscuro y luego aprende a perdonarte para perdonar a todos. Pasarás a amar a todos y ahí tienes la solución.

Vamos adquiriendo nuevos sistemas y técnicas porque siempre estamos esperando que alguno de ellos nos provoque el “clic” del interruptor, que creemos externo, que nos saque del embrollo, sea físico, emocional o mental. Cada paso en esa dirección nos puede acercar a lo que queremos pero la acumulación de cursos y talleres, a ver si este me da la solución definitiva, no es bueno. Cuando escojas un sistema que sea el que a ti te llegue al corazón trabájalo a fondo, no llegarás a ninguna parte acumulando y acumulando técnicas y sistemas por acumular y por ver si es el verdadero. Todos lo son y ninguno lo es.

La división y fragmentación solo hace que nos desengañemos porque lo que realmente estamos buscando no está en hacer mil cursos y talleres. Acabamos hartos y hastiados de tanta oferta. Observa qué resuena contigo, deja que tu corazón te lleve a ello y trabájalo hasta la saciedad. Tienes para el resto de tu vida. Lo bueno es que es un trabajo maravilloso que te hará recorrer el mejor camino para lograr encontrarte contigo mism@ y tu parte divina.

No somos humanos queriendo tener experiencias divinas, somos divinos que tuvimos un traspié y tenemos experiencias humanas para aprender a volver a la casa del Padre. Todo lo que necesitas está en tu interior. La manera de despertarlo no depende de la cantidad de cursos y talleres sino de que trabajes lo que has aprendido y lo pongas en práctica cada día.

Namaste
.

21 abr. 2011

OS DOY LAS GRACIAS

OS DOY LAS GRACIAS – BASTA Y HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO

Doy las gracias a todos los políticos por su buen hacer. Les doy las gracias porque con su dinámica de destrucción masiva de lo que han hecho los que antes ocupaban sus puestos llevan al país a la ruina y a la mayoría de sus ciudadanos al desastre. Sin los desastres y la ruina se ve que no aprendemos a decir basta y hasta aquí hemos llegado.

Doy las gracias a los empresarios desalmados que solo pretenden acumular más y más riqueza para su único uso y disfrute, degradando al resto del personal que no puede hacer frente a sus necesidades más básicas. Os doy las gracias desalmados ricachones porque sin vuestra actuación no podríamos llegar al borde de la miseria y unirnos para decir basta y hasta aquí hemos llegado.

Doy las gracias a los políticos y ricachones que se unen para dar una vuelta más a la tuerca de nuestra indigencia, porque sin ellos y sus funestas actuaciones no tendríamos esa necesidad que ahora nos urge para unirnos y decir basta y hasta aquí hemos llegado.

Doy las gracias a Timofónica porque en el año en que saca más beneficios quiere despedir a 5.000 empleados. Esos 5.000 también van a decir basta y hasta aquí hemos llegado.

Doy las gracias al nuevo gobierno de Catalunya porque han batido el record. En 100 días han conseguido deshacer muchas cosas que el anterior gobierno había hecho por la asistencia social, hospitalaria y educativa. Quizá no eran perfectas pero ahora quedan hechas un desastre. Gracias porque vamos a decir basta y hasta aquí hemos llegado.

Doy las gracias a los gobiernos que cobrando tantos impuestos no son capaces de gestionarlos adecuadamente y se dediquen a cobrar pensiones vitalicias además de los honorarios que cobran como consejeros de grandes empresas. Gracias porque ya nos vamos dando cuenta y decimos basta y hasta aquí hemos llegado.

Gracias a las grandes empresas de luz y gas por subirnos cada año las tarifas teniendo grandes beneficios, porque cuando ya no podamos pagar esos servicios porque ya no podamos mantener nuestras casas saldremos a la calle a decir basta y hasta aquí hemos llegado.

Gracias a los equipos de futbol por distraernos de todos los males que nos aquejan. Los romanos ya lo hacían con el circo de gladiadores y ahora nos toca el futbol. Gracias por tener unas plantillas de jugadores tan bien pagadas para uso y disfrute del toque de pelota. Gracias porque los frustrados perdedores se llevaran tal cabreo que seguramente se darán cuenta de la realidad y saldrán a decir basta y hasta aquí hemos llegado.

Doy las gracias a las empresas que gestionan el petróleo, la gasolina y el gasoil. Entendemos que una subida del 24% en un año es lo mejor para la economía del país. Creemos que con eso también es mejor decir basta y hasta aquí hemos llegado.

Doy las gracias, como no, a los grandes medios de comunicación por no decir la verdad, por manipular con premeditación, alevosía y nocturnidad las noticias, por justificar lo injustificable, por estar al lado de los grandes poderes y seguir sus directrices. Os doy las gracias porque vais hacer caso omiso de lo que está ocurriendo en la base de la sociedad y nos vais a encontrar diciendo basta y hasta aquí hemos llegado. Luego diréis que somos 4 gatos eso va por delante.

Pero por encima de todo gracias a los bancos y cajas. No hay palabras para describir vuestro hacer. Gracias por vuestra desvergüenza. Gracias por vuestro abuso. Gracias por vuestra usura. Gracias por jugar con nuestro dinero. Gracias por estafarnos. Gracias por haceros cada día más y más ricos a nuestra costa. ¿Qué haríamos sin vosotros para hacer oír nuestra voz? Sois los artífices predilectos para que nos unamos. El gobierno os da nuestra pasta porque con las comisiones e intereses que cobráis no tenéis suficientes beneficios por qué inventáis inversiones de escandalosa vergüenza. Gracias de todo corazón porque habéis inventado el mejor sistema para que vosotros seáis ricos y nosotros pobres. Sois geniales y os doy las gracias porque nos ayudáis a plantearnos el basta y hasta aquí hemos llegado.

Ah… que no se me olvide. Gracias a nuestra ministra de defensa por no mandar a los soldados que ha desplazado a Libia por tierra para que no los destrocen las bombas de racimo que se fabrican en Zaragoza y se venden a Libia. ¡Manda huevos! Que los soldados le hagan la ola por favor. Esos soldados no van a salir a la calle a decir basta y hasta aquí hemos llegado, hasta que no dejen de cobrar sus nóminas que paga el estado con nuestros impuestos. El día que seamos tantos los que ya no tengamos ni para pagar impuestos y no puedan pagar sus nóminas los espero en la calle a decir basta y hasta aquí hemos llegado.

Gracias a todos por provocar tal desaguisado que nos lleva a deciros BASTA Y HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO.

Gracias, sois los mejores para conseguir que nos unamos.

El 15 de Mayo vais a oír nuestra voz. BASTA Y HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO.


NAMASTE
.