Un Portal al Cielo


...en cada decisión que tomas estás eligiendo entre un resentimiento y un milagro... UCDM



29 ago. 2011

Momentos VII




Mano.

Cuando alguien te la ofrece deposita la tuya en la suya, sin apego.

Namaste
.


27 ago. 2011

25 ago. 2011

Momentos V




Experiencia

No aprendemos de las experiencias de la vida. Aprendemos del Amor que nos dan los que nos rodean cuando tropezamos.

Namaste
.

23 ago. 2011

Momentos IV




Caca

Alegres y despreocupadas hemos puesto nuestros pareos en el césped de la ciudad para hacer unas charlas y darnos unas risas.

La joven mamá se acerca por el camino. Su hijo va delante aun tintineando en su andar. La mamá impide que el chavalín se pose en la tan preciada hierba urbanita diciéndole “aquí no, que está lleno de cacas de perro”.
Nos miramos con pasmosa interrogación.

Si bajo el pareo había algo blandito, ya está hecho.

Namaste
.

21 ago. 2011

Momento III




No aprendo.


¿El sabio nace o se hace?

Estoy pasando unos días con un sabio. Cuanto me cuenta, aunque sea trágico,  suena a risa. Riéndose de sí mismo y de lo que ha vivido intenta que me ría de mi y lo que he sufrido. Porque mi vida, sufriendo, no es Vida.

Casi me lo dice a la cara y si no me lo ha dicho con palabras lo he leído de sus escritos. Desde el segundo antes de este momento presente solo fui y si ya fui ¿Para qué molestarme en lo que fui?

Solo seré en el momento presente. Porqué lo que hago en el instante marca el segundo siguiente.

Importo hacia adentro, casi succiono, cada gesto, cada palabra, cada mirada, cada risa, cada ¿y qué más da?

Y aun me da el qué.

No aprendo.

Namaste
.

19 ago. 2011

¡¡ Ya basta !!



¡¡ Ya basta !!


Cada día veo vídeos. Cada día me informo de cómo están yendo las cosas del M15M y los indignados y miro de hacer lo que puedo en un agosto en que un compromiso adquirido  no me deja estar al frente como los meses anteriores.

Intento estar equilibrada y centrada, con visualizaciones de que todo esto será positivo para todos y que la justicia por fin reina en este mundo que hasta ahora ha sido de locos. Visualizo como por fin, con Paz y Justicia logramos un mundo donde reine el bienestar general, donde desaparece el hambre y la miseria y donde la riqueza natural se reparte entre todos los seres vivos y los humanos dejamos de expoliar y especular.

Intento tener conversaciones para enriquecerme con los pensamientos que sobre el tema tienen las otras personas. Hago nuevos amigos perdiendo algunos más antiguos que no entienden cómo puedo estar metida con tanto perro-flauta (está claro que no han entendido nada). Hago todo lo que puedo, desde el medio del que dispongo ahora, que es mi conexión con Internet. Comparto, copio y pego, distribuyo, creo nuevas páginas, pido que se firmen cartas en un intento de concienciar al mayor número posible de personas que esto es un cambio que está siendo y será. No se va a poder parar, yo lo sé como muchos con los que hablo lo saben.

Para mi, muchas de estas cosas de Internet son como ciencia ficción. En mis años más jovenzuelos todo lo que teníamos como ciencia ficción era Julio Verne y su Viaje a la Luna del que además me enteré por Tintin. Es magia, simplemente magia. Una ventana al mundo desde mi ordenador que me va dando inputs dependiendo de lo que escoja abrir, de lo que escoja leer, de lo que en aquel momento me interese y me haga vibrar.

A veces voy dando tumbos de un enlace a otro, casi sin darme cuenta de que en cada enlace estoy escogiendo qué quiero ver, leer o escuchar. Casi por intuición, gustos, determinadas imágenes o palabras que te llaman y hacen que aparezcas en una u otra página.

Hay días que el que aparezca una determinada pantalla es como si estuviera esperando a que yo la habrá para darme una nueva comprensión de algo y me digo: fíjate que causalidad (no es dislexia, está puesto así caUsalidad). Porque en aquel momento ver o leer aquella determinada información es lo que necesito para no dejarme vencer por la decepción, el desánimo o la dejadez.

 Hoy cuando he abierto mi página el FB el primer enlace que había era un vídeo grabado de noche de unos policías pegando. Como últimamente he visto muchos y casi me harto de ver lo monstruoso que puede ser el ser humano contra otro ser humano por el hecho de llevar un uniforme (sin placa identificativa) que hace que aflore lo peor que llevamos dentro de cada uno (no nos engañemos, todos somos ying-yang, lo que pasa es que unos lo sabemos y reforzamos lo positivo). Esos seres humanos, que lo son, no saben distinguir su parte humana y se quedan en seres. Seres que se creen que por el hecho se llevar un uniforme con protecciones, una porra y un fusil de pelotas de goma, o de balas de verdad, les da alguna fuerza contra algo que imaginan que es su atacante. Han sido adiestrados para cumplir esa función y no se han planteado que todos somos lo mismo y que lo que se pide es para “todos”. Como digo, aunque estén adiestrados, son seres, los han deshumanizado, les han quitado su parte fundamental para que puedan discernir entre lo que es correcto y lo que es manipulación por parte de los que ostentan un poder que solo es la voz del amo Don Dinero.

Si, allí estaba un nuevo vídeo, otra vez la policía pegando porque si. Algo de ese vídeo ha removido mi parte humana y me he sentido una con esa chica primero y con el chico después. Es un vídeo más, pero me ha revuelto algo más que las tripas que siempre me remueven ese tipo de vídeos. Cada vez que llega uno más a mi visión me pregunto si yo podría aguantar que me dieran sin revolverme e intentar darle en la yugular al que me está pegando cuando mis armas solo son mis manos. Entonces tengo que hacer mis reflexiones y decirme que no, que estamos haciendo un cambio importante de conciencia; que soy una persona pacífica, que como ser humano tengo claro que todos somos uno; que estos infelices hacen esto por desconocimiento y manipulación; que si damos ejemplo llegaremos a conseguir lo que nos proponemos; y así voy concienciándome y dándome pautas de comportamiento pacífico. Pero que se sepa que no lo soy, que también tengo mi parte violenta que controlo, estudio y me enseño a mi misma que con la violencia no vamos a conseguir nada porque en un mundo del diente por diente y ojo por ojo, todos ciegos y desdentados.  No nos engañemos lo que hacemos es un ejercicio que hemos aprendido y queremos enseñar. Si se puede pacíficamente. Pero nosotros también lo hemos tenido que aprender y lo podemos enseñar, pacíficamente.

Hoy no se me han removido las entrañas. Hoy no he tenido ninguna reacción visceral. Hoy no he tenido que hacer el ejercicio de ponerme en mi centro y decirme que todo esto al final será una victoria por la Paz y la Justicia para todos los seres humanos. Hoy no he tenido ninguna reacción de copiar y pegar (aun). Hoy todavía no he querido compartir algo tan triste. Hoy tengo la necesidad de decirles a esos seres que se equivocan y que al final venceremos. Que pueden estar con nosotros o pasaremos por encima de ellos cuando venzamos, porque venceremos. Hoy, solo con ver lo que le han hecho a la chica sin más ni más, o al chico sin más ni más (los dos anónimos) y uno detrás de otro los policias intentaban perpetuar el miedo, y ella seguía revolviéndose intentando defenderse y su amigo se la llevaba en volandas lejos de los policías, supongo que más consciente él de que estaban en franca minoría, hoy, digo basta.

Cobardía. Es  la única palabra que me ha venido a la cabeza. Solo los cobardes son capaces de pegar porque si. Sólo los cobardes continúan pegando aunque una persona esté en el suelo sin defenderse. Sólo los cobardes son capaces de ir varios contra uno. Sólo los cobardes alardean de su “poder” con el anonimato que les da un uniforme sin identificación. Sólo los cobardes darán palos a los que pacíficamente intentan dar un vuelco a esta sin razón de sistema. Sólo los cobardes tiran la piedra y esconden la mano (o la cara o el número de identificación). Sólo los cobardes sacan sus instintos más deleznables como seres ante personas que solo tienen su protesta como razón. Sólo los cobardes defienden los indefendibles gobiernos corruptos vendidos a los caprichos de un sistema que solo quiere más y más sin importarle los cadáveres que deja a su paso. Sólo los cobardes defienden las ideas que dejan hambriento al 90% del mundo mientras otro 10% puede vivir a costa de ellos. Sólo los cobardes pueden defender un sistema claramente mediocre, defectuoso, deleznable, decadente, manipulador, acosador, encubridor, cómplice y culpable de tanta miseria.

El que ha pegado es un cobarde peque a quien pegue y sois y seréis unos cobardes mientras os escudéis en un uniforme oscuro, os tapéis la cara con un pasamontañas y no llevéis el número de placa en el uniforme bien visible. Sois y seréis unos cobardes y la historia dará buena cuenta de ello y explicará cómo cuando los hijos del hartazgo salían a la calle a reclamar lo que es por derecho de cada persona, vosotros defendíais no ya vuestros intereses, sino los intereses de alguien a quien ni veis la cara, ni sabéis como se llama ni sabéis a que se dedica, porque tenéis que saber que los políticos que os dicen lo que debéis hacer, los que os instruyen con el lavado de cerebro que os hacen, esos, solo sirven al poderoso caballero Don Dinero.

 Esto se va a acabar, no tendréis más remedio que uniros o desfallecer porque cada día somos más, cada día lo tenemos más claro, cada día haremos más cosas, cada día daremos un paso más al frente y solo con nuestras ideas y nuestras manos. Quizá nos cortéis las manos, más nunca, nunca, jamás lograreis matar a la idea. Una idea que ronda por este mundo desde hace milenios. Todos somos iguales. Todos somos uno. Todos queremos lo mismo para todos sin exclusión. Un mundo más humano, más justo y en paz.


De vosotros depende como lo consigamos, pero lo vamos a conseguir.

Àngels Castro
Barcelona, 19 agost 2011.

Namaste
.

SOLO POR INFORMAR / DANIEL NUEVO



El Blog de Daniel Nuevo parece que ha sido cancelado porque contaba lo que le ocurrió con las fotos de la chica que pegaron los "valientes" policias de Madrid. Por eso lo copio aquí para que se haga difusión y esperando que Daniel de señales de vida, por favor.

Tambien agradeceré que otros blogueros lo copien y se le dé la máxima difusión para que no desaparezca su testimonio.


Vuelvo en el metro camino a casa. Hace diez minutos estaba en la calle Atocha tirado en el suelo recibiendo porrazos, puñetazos y patadas por parte de nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. ¿Por insultar? ¿Por provocar? ¿Por arrojar objetos? Pues no. Solo por fotografiar una agresión policial a una chica que cometió el delito de pasar por allí y no llevar mochila del JMJ.
Tras la carga policial en la Calle Carretas, hubo una aparente calma. Vi a un grupo de 15 integrantes de las FCSE dirigirse por la calle Atocha en dirección a la parada de metro de Antón Martín. Un grupo de personas entre las que había peregrinos e integrantes de la concentración laica de Sol bajaba por la acera contraria. Decidí seguir la “expedición”. De entre el grupo se oyeron algunos insultos dirigidos a los policías. De repente, la policía cortó la calle. Interrumpieron el tráfico y crearon  una barrera que impedía el paso. Iba a la altura de ellos y tras identificarme como fotógrafo me ordenaron situarme detrás de ellos.
Comenzaron a filtrar a la gente que podía pasar en función de la mochila que llevaban. La primera chica que no llevaba mochila de la JMJ fue inmediatamente identificada como la que les había insultado. Había más gente, pero él (en todo momento fue la persona que estaba al mando quién llevó la voz y mano cantante en las palizas) necesitaba su dosis de ostias. Primero fue un tortazo, después un porrazo tras otro. En ese momento comencé a hacer fotos, 2 exactamente. El flash me delató, y dirigió todas sus energías hacia mí. “La cámara, dame la puta cámara” fue lo que escuché inmediatamente antes del primer porrazo.





No entendía nada. Solo estaba haciendo fotos y más cuando previamente me había identificado como fotógrafo y me habían indicado el lugar en el que podía estar, que en ningún momento abandoné. Solo acertaba a preguntar “¿Por qué?” y proteger la cámara. En ese momento recibí varias patadas y puñetazos, culminados por otra ronda de porrazos. “La cámara, que me des la puta cámara te he dicho”.
Ví que tenía mucho que perder. Estaba solo y sin testigos (o eso creía yo), usando mi propio equipo. No creía que las fotos que había hecho compensaran poner en riesgo la cámara y los objetivos. En ese momento comencé a decirle que le daba la cámara pero que pararan. Parece que estas palabras calmaron su ira hacia mí y volvió a dirigirse a la chica. Un compañero suyo comenzó a gritarme que me fuera, me levanté e intenté salir corriendo. Iba con la cabeza agachada y topé con otro policía. Me ordenó quedarme en el suelo y le dije lo que me acababa de decir su colega.
Pero vino lo peor. Un porrazo en la nuca que me paralizó por completo durante unos segundos. De pronto dejé de sentir que tenía un cuerpo y me desplomé. Caí al suelo de una pieza. Ahí supe qué es el miedo. No sentía mi cuerpo, daba órdenes a mis brazos para sujetar la cámara pero eran inútiles. Desde el suelo seguía viendo como me miraba un policía. Se me nubló la vista y perdí la conciencia durante un par de segundos. Cuando la recobré, el jefe había ordenado retirada. El policía que me miraba se estaba yendo cuando vió un objeto en el suelo “¿De quién es esta funda?”. “Mía” conseguí decir, a lo que el respondió tirándomela a la cara. Supongo que después de como me habían tratado, agacharse y dejarla al lado de quién habían estado apaleando era demasiado…
Y ahí me dejaron. Tirado en el suelo después de la paliza por hacer dos fotografías. Rápidamente se acercaron dos hombres. Me ayudaron a incorporarme y me preguntaban como estaba. Yo solo pensaba en salir de allí, era lo primero. No me sentía seguro en la calle, en nuestra calle. Temía que volvieran y sabía que esta vez sería peor. Comenzaron a calmarme asegurándome que ya se habían ido, pero en mi estado era incapaz de creerles. Pero lo consiguieron. Nos refugiamos en una calleja, donde poco a poco comenzamos a hablar tranquilamente. Uno de ellos me dijo que había estado grabando todo el tiempo. Afortunadamente no lo vieron, sufre problemas de espalda y si lo hubieran visto habría recibido lo mismo que yo pero las consecuencias habrían sido mucho más graves.
Gracias a ellos volví a pensar friamente. Me acordé de la chica a la que habían abofeteado y en el chico que intentaba protegerla. Recordé toda la escena y cómo había sucedido. No era capaz de comprender lo que había pasado, creía que en un estado “moderno” como el nuestro no pasaban estas cosas. Que no se apaleaba a la prensa por hacer fotografías. Que no se dejaba a su suerte a una persona en la calle tras haberle propinado un porrazo en la nuca que hizo que se desplomara. Creía…Ingenuo.
Ahora te hablo a tí, señor policía con agentes a su cargo y con la mano ligerita. Has intentado callarme, evitar que hiciera el trabajo que amo, el que me permite denunciar abusos como los tuyos. Has intentado coartar mi libertad de expresión. Has intentado que borrara las fotografías que probaban tu brutalidad. Has intentado quitarme mi herramienta de trabajo a base de porrazos. A pesar de todas estas ilegalidades manifiestas, ¿sabes qué, amigo de las FCSE?. No te guardo rencor más allá del dolor físico. Solo lo has intentado, no lo has conseguido ni lo conseguirás. Al revés, me has dado alas. Alas para confirmar que es esto lo que he querido hacer durante toda mi vida. Alas que me permitirán seguir denunciando injusticias como las que perpretas bajo tu placa…ah, no que no tenías. Ha sido la primera paliza que recibo por informar y me temo que no será la última. Creeme cuando te digo que la olvidaré. Me has bautizado, y en esta confesión no apostata ni Dios.
PD: Todo este relato puede ser corroborado por un video (que subiré en cuanto me lo ceda su autor), relatos de testigos y marcas en mi cuerpo.
PD2: Infinitas gracias a Carlos y al otro hombre (lo siento pero no recuerdo tu nombre…) por ayudarme, por cuidar de mí cuando lo necesitaba. Gracias.



15 ago. 2011

Arañas



La araña, va tejiendo poco a poco y con paciencia. No tiene ninguna prisa. El hilo de seda, más fuerte que el acero, ira configurando la red donde atrapar su manjar.

Ella depositará, a lo largo de metros y metros, sus especiales, sedosos y pegajosos hilos  tejiendo la sutil trampa donde caerán los incautos.

Esos hilos, casi transparentes, darán caza sin piedad.

Es una especial forma de cazar. Tienen la previsión de fabricar filamentos sin adherencia para su uso personal, para no quedarse atrapadas en su propia trampa, y mantienen el contacto con ellos para sentir las vibraciones de la presa atrapada y poderla abatir.

Crean sus redes en lugares estancados. Son símbolo de zonas con inmovilidad porque en lugares de paso no pueden cumplir su misión. Ellas tejen en los rincones y donde reina la quietud y la soledad.

Silenciosa y cauta espera que la presa llegue a ella. Tiene el engaño preparado, casi no se distingue como no sea que el sol o el rocío la delate.

La presa, ignorante de la trampa sobre la que se ha posado, intentará por todos los medios soltarse en una lenta agonía. La araña ya ha sentido su presencia, se acerca. Por los senderos seguros que ha tenido la precaución de tejer va hacia su presa. Si tiene comida suficiente quizá la envuelva para darse el festín más tarde. Si hace días que no come la devorará sin clemencia.

A veces los humanos, copiando de la naturaleza, fabricamos nuestras propias redes de caza. Conscientes o no, vamos tejiendo una telaraña de dependencias y apegos para cazar a los dependientes y apegados. Devoramos sin contemplaciones a los que creemos emocionalmente quebrados envolviéndolos en sutil consuelo creyendo que así nosotros estamos a salvo.

Si la presa logra soltarse o se da cuenta de la trampa y no cae en ella, hay arañas que pagan con el desprecio, otras se quedan con el hambre, otras siguen tejiendo y hasta algunas les cuenta a sus amigas que con lo bien tejida que estaba la trampa no entienden como no ha caído la presa en ella.

Seamos mariposas libres. 

Más vale una vida de un día como mariposas que mil años como arañas.

Namaste
.

13 ago. 2011

Regalo de cumpleaños





Este año, por mi cumpleaños, he recibido un regalo que me ha hecho especial ilusión. Parece que la persona que me ha hecho el regalo me conociera bien y supiera que los regalos se hacen con el corazón o no vale la pena hacerlos y que cuando se da se hace con la mano abierta.





Felicidades Angels, como no sabía que regalarte, pensé en algo que no fuera material y que te sirviera para toda la vida.

Deseo que todos tus sueños se conviertan en bellas realidades.
Mis compras para ti:
sentía ganas de darte un regalo........ después pensé, que no sea uno que sean varios....

Pensé que tenían que ser cosas que a ti te gustaran y además, que te fueran útiles...

Fue así que hoy me levanté más temprano que nunca y fui a buscar todo lo que imaginé

Compre SOL, LLUVIA, VIENTO, ROCÍO, LUNA, ESTRELLAS..... y tan solo cinco gramos de LÁGRIMAS.

Compré un paquete de RAZÓN para que la mezcles con otro de SENTIMIENTOS.

Compré SINCERIDAD para que la uses siempre.

En el almacén había un frasco enorme de COMPRENSIÓN, como el vendedor dijo que era poco vendida entonces decidí comprártela toda.

Compré ROMANTICISMO y GENTILEZA, para que lo puedas usar con las personas queridas, en el almacén había un frasco grande de ORGULLO, pero no te lo compré, porque pienso que eso no te será útil.

Compré cajas de AMOR y PAZ, así como de ESPERANZA,  para que la uses cuando todo parezca perdido.

Sabes, en el almacén vi algo muy triste, vi muchas personas comprando SOLEDAD tal era la venta de este producto que se agotó pero yo en vez de eso, te compré dos grandes paquetes de AMISTAD y de COMPAÑERISMO.

Finalmente, te compré un gran CORAZÓN para que puedas guardar todos estos regalos.

Ahora te los mando con todo mi cariño deseando que tengas una maravillosa vida y que luzcas en tu rostro, este pequeño paquete de SONRISAS que también te compré.

FELIZ VIDA !!!

Gracias Enkarna, de todo corazón!! :)

Namaste
.